Skip to content

Lo que abarcan mis brazos

17 julio 2010
Recientemente, alguien me ha dicho que, para llegar a la meta, tengo que bajar de las nubes, y poner los pies en la tierra. En lo que llevo vivido, no he conseguido culminar ninguna de las metas que me había fijado. Unas, porque fijé cimas allá en las nubes, que no estaban a mi alcance. Otras, porque se torció el camino, no peleé lo suficiente, o que sé yo. El caso es que cuando miro atrás y busco los hitos que marqué, veo que no he cruzado ninguno.

Ahora, que estoy en una situación personal, laboral, afectiva, etc., de cómoda desidia, toca reflexionar y fijarme nuevas metas. Y quizá por eso viene a mi mente la coletilla que tantas veces he oído a lo largo de mi vida, la de bajar de las nubes. Pero, cuando abro los brazos, giro sobre mis pies y miro lo que abarco, no encuentro nada que me motive lo suficiente para hacer el esfuerzo. Hay tantas cosas triviales por hacer, que me aportan tan poco, que cualquier cosa en la que me fije me parece o cuestión baladí, o el caos que hará desaparecer la especie humana, Está todo tan atado, tan ‘todo en su sitio’, … Al menos, hasta donde abarcan mis brazos.

Así que, de momento, mejor me quedo quieto.

Anuncios

From → Pensamiento

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: